El poder está en la comunidad dice Luis Macas: Un ex-presidente analiza a la CONAIE

Patricio Zhingri

Agencia de Noticias Plurinacional del Ecuador (ANPE)

Quito, 19 de diciembre de 2004

 

En la presente entrevista concedida al periódico Rikcharishun dos semanas atrás, Luis Macas hace una lectura del proceso histórico, pasado, presente y futuro, del movimiento indígena y lanza propuestas para la conducción política que debe hacer la próxima dirigencia nacional de la CONAIE. El considera que el populismo está metido en la organización desde 1996, al igual que el imperio, por lo que hay que actuar para contrarrestar estas intervenciones. Cabe anotar que Luis Macas fue designado por consenso para la Presidencia del Consejo de Gobierno de la CONAIE, por parte de Ecuarunari, en su última asamblea celebrada el pasado 16 de diciembre.

 

¿Cómo analiza la situación actual del movimiento indígena, en especial de la CONAIE?

El movimiento indígena en su conjunto está atravesando una situación muy difícil, de dispersión. desorientación, confusión. Desde esa aceptación debemos someter a un proceso de análisis, de evaluación al movimiento indígena. EI primer factor es mirar al interior que está sucediendo con cada uno, incluso con los sectores indígenas organizados de nuestro país, no solo la CONAIE.

Por ejemplo, la FEINE, la dirigencia nacional se ha identificado totalmente con los intereses no siquiera con este gobierno sino con los intereses del imperio. También ha caído en la misma situación, de hacerle juego al gobierno, la misma FENOCIN. La voz combativa de una organización histórica, como se ha caracterizado a la FENOCIN, pues ahora tenemos que la voz se ha callado por este gobierno y obviamente por el mandato del imperialismo, que está ejerciendo este control de las organizaciones indígenas.

Es casi, exactamente, lo que sucede en la CONAIE. Hay que someter a una evaluación muy seria, muy sostenida en el sentido de revisar cuáles son realmente los elementos que hacen que el movimiento indígena organizado dentro de la CONAIE haya sufrido estas debilitaciones en estos últimos tiempos, hay que aceptar que existe un debilitamiento, una situación critica de dentro del movimiento indígena, porque sino lo aceptamos, no podemos plasmar en una evaluación y hacer una rectificación, que es lo más importante.

¿Este debilitamiento sería a nivel de la dirigencia de la CONAIE o incluso en las bases?

Está fundamentalmente en la orientación, hay una especie de confusión, de desorientación, la cual debemos mirar hacia lo interno, sobre todo en la dirigencia. Yo no quiero se drástico, pero hay que decir las verdades, definitivamente ha habido una pasividad increíble, por ejemplo, en la Dirigencia de la CONAIE, en estos últimos tiempos, no ha habido una orientación, una dirección política, ideológica, de parte de la dirigencia nacional. En este sentido obviamente confunde a las bases, crea un desconcierto, una desorientación a las bases, lo que sucede arriba incide abajo naturalmente.

En estos últimos tiempos estamos viviendo urna recuperación, por ejemplo de nuestras bases en lo que tiene que ver con la regional ECUARUNARI, pero ese ejercicio era histórico, es decir, siempre había esa vinculación entre la base y la dirigencia, lo que este momento está haciendo la ECUARUNARI, pero eso precisamente, lo que tiene que ver con la CONAIE está en cuestión y hay que cuestionar porque finalmente sirio cuestionamos no vamos a dar correctivos que necesita el movimiento en general y particularmente la CONAIE.

¿Cómo entender todo esto, qué falló?

A mi modo de entender es que no existe un ejercicio de liderazgo colectivo, como que se van individualizando cada vez más nuestras formas de percibir a nuestra organización, nuestro proceso. En las décadas de los 70 y 80 es que hubo ese ejercicio colectivo de la dirigencia, el liderazgo es colectivo desde nuestra visión, la lógica indígena, la lógica de nuestras comunidades es que siempre la dirección, siempre ha sido colectiva, no es de un individuo como tratan de decir dentro del marco de esa bendita democracia. Hay un liderazgo y a ese liderazgo hay que fortalecer, todo el mundo se queja en este último tiempo de que no hay liderazgo, claro es desde la visión occidental, es desde la visión del caudillismo, eso no queremos implementar desde el movimiento indígena, de tal modo eso está también como un tema de discusión al interior del movimiento indígena y hay que discutirlo.

La dirigencia lastimosamente que está culminando, el compañero Leonidas lza quizá ni él tenga la culpa, pero desde cuando metió la mano Abdalá Bucaram, en 1996, en la CONAIE, a través de los asaltos, a través de los allanamientos, de los robos de los documentos de la CONAIE, en ese entonces presidente de la CONAIE, el compañero José María Cabascango. Desde ahí es el inicio, desde el Congreso de El Shindari, en la provincia de Loja, desde cuando Pandam fue el ministro de Asuntos Etnicos, a través de él mete la mano el gobierno y este debilitamiento viene desde allá, no es tanto en estos últimos tiempos o en estos últimos meses que se está produciendo el debilitamiento del movimiento indígena, viene desde esas épocas, pero qué es lo que sucede, creo que nos caímos ingenuamente desde 1996, cediendo desde la ECUARUNARI, para que Antonio Vargas dirija la CONAIE, eso fue un error poner un tipo sin principios, sin fundamentos y sin la mínima base política para dirigir una movimiento social, de tal manera que desde ahí viene y cuando entró Vargas a la CONAIE es donde precisamente empieza el descalabro y naturalmente Antonio Vargas, es su reelección en Santo Domingo.

Caemos ingenuamente, pero caemos con ideas absolutamente sanas, con ideas que el movimiento indígena ha tenido siempre en su estrategia, pero cronológicamente viene la elección de Leonidas lza y lastimosamente viene esta misma tendencia, el populismo indígena metido en la CONAIE, esa tendencia gana lastimosamente y por una campaña abierta hasta por los propios dirigentes de mandos medios en las provincias convencidos por Vargas y obviamente convencido por las fuerzas armadas y convencidos por el imperio.

No nos olvidemos que el Imperio tiene en su documento. por ejemplo, en Santa Fe dice muy claramente que uno de los peligros en América Latina es el movimiento indígena y uno de ellos es el movimiento indígena ecuatoriano, de tal horma que ese designio es lo que cumplen a cabalidad Vargas y hasta estos días lastimosamente, porque no se ha hecho nada en contra de aquello, en contra de estas políticas internacionales que están llegando al movimiento indígena y están llegando a nuestras comunidades.

¿Qué debemos hacer para recuperar a la CONAIE?

Hay que ir a las bases, porque no hay ninguna otra alternativa, recuerdo las palabras de Ernesto Guevara, no porque sea de izquierda, puedo decir también muchas palabras pronunciadas por Tupac Amaru, Atahualpa, en sus últimas expresiones cuando fueron degollados, cuando fueron sacrificados por los conquistadores, dice que el poder está en las masas y nosotros diríamos como pueblos indígenas que el poder está en la comunidad, el poder está abajo, no está arriba compañeros, de tal forma que queremos hacer.

Es que desde la CONAIE o a veces desde la ECUARUNARI como que le querernos echar el anzuelo y jalar unos cuantos hacia arriba, ese es el pensamiento tradicional que aún existe en las famosas democracias latinoamericanas y hay que pensar que el poder se construye desde abajo, hay que empezar a hacer una gran minga, hay que empezar a establecer liderazgos colectivos, desde las bases de segundo grado, hay que empezar desde las organizaciones regionales.

Otra de las tareas fundamentales que debemos pensar y que debe ser una tarea de la CONAIE es el reestablecimiento de las políticas de alianzas, no hemos trabajado absolutamente nada, hemos hecho muy poco en materia de establecimiento de alianza con sectores sociales, populares, de nuestro país. A este país no solamente lo va a salvar el movimiento indígena, este país será salvado en cuanto podamos establecer estas alianzas estratégicas políticas por la identidad política y de objetivos comunes en un estado plurinacional, en una sociedad intercultural.

Es importante reflexionar sobre esa materia también, con lo que tiene que ver con la reflexión del futuro por parte del movimiento indígena, es indispensable revisar si permanecemos o no con este famoso movimiento político, el cual nos dicen que nos permite la lucha institucional. Creo que la lucha institucional hoy por hoy, lastimosamente, estamos mirando en el Congreso Nacional, se ha reducido nada más a un instrumento no de lucha sino instrumento de aprovechamiento de gente que no tiene ninguna posición política, salvo algunos casos, más bien se ha instrumentalizado en el sistema lo que es el movimiento Pachakutik.

De tal forma, que yo si creo que el movimiento Pachakutik tiene que ser revisado, el movimiento indígena tiene que replantear de qué manera va a ser su lucha política, su lucha al interior de la institucionalidad, la cual no ha avanzado hasta el momento, no ha darlo el resultado que queríamos todos.

¿Qué elementos o cuadros deben estar al frente de la CONAIE?

Es necesario que se constituya un Consejo que no necesariamente tiene que tornar decisiones, sino que sea una entidad que acompañe, que aconseje, que esté siempre presente. No quedaría mal una combinación de lo que puede ser algunos dos o tres viejos dirigentes y en la mayoría tiene que ser gente joven y sobre todo, debe haber una participación de la mujer, porque no una presidenta de la CONAIE, de tal forma tenemos que trabajar para recuperar nuestro espacio que teníamos históricamente

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias