Declaración final de los observadores internacionales presentes en el II Congreso de la CONAIE

Otavalo, 23 de diciembre de 2004

 

Nosotros, indígenas de las distintas nacionalidades y pueblos originarios, dirigentes y liderezas de las organizaciones y comunidades indígenas de la Abya Yala, presentes en el II Congreso de Nacionalidades y Pueblos Indígenas del Ecuador, invitados en calidad de observadores internacionales, solidario con la lucha organizativa de nuestros hermanos y hermanas de la Tierra del Sol.

Nosotros indígenas, además de ser observadores tenemos claro que también somos víctimas de grandes dificultades y políticas exclusionista de la mayoría de los estados, salvo los nuevos estados revolucionarios en procesos de construcción, manifestamos que participamos en este II Congreso con mucha satisfacción en este momento histórico de encrucijada crucial, donde la globalización, el neoliberalismo, militarismo y el terrorismo ronda nuestros países con sed destructiva y con ansias de anexar nuestros territorios al imperio y así exterminarnos como pueblos colectivos, pero el Congreso de la CONAIE es el ejemplo claro de nuestra fortaleza.

Considerando:

Que nosotros como pueblos originarios, formados antes de la conformación de los estados nacionales, respetuoso de los procesos autónomo de los pueblos, no aceptamos la intromisión de los estados y gobierno a nuestra organización y debates internos, en este sentido exigimos respeto a nuestra libre determinación y forma de organización.

Que nuestra presencia en II Congreso de la CONAIE es la afirmación absoluta de la unidad de los Pueblos indígenas de la Abya Yala con visiones, misiones y objetivos comunes, bien definidos como son la seguridad y defensa de nuestros territorios y hábitat ancestral para garantizar nuestras existencias como pueblos colectivos y con derechos propios.

Exhortamos:

A las nuevas autoridades electas en el II Congreso de la CONAIE, a que orienten con sabiduría el proyecto político de construir un país multiétnico y plurinacional regidos desde los parámetro definidos desde la participación protagóinica de las altas demandas de las organizaciones de base de la CONAIE presentes en este congreso.

Que el debate interno fructífero de este Congreso sea un proceso que genere y alumbre los sueños y reivindicaciones propias surgidas desde las bases e impulse el levantamiento sistemático hasta la consolidación de la autodeterminación de una nación plurinacional.

Finalmente, afirmamos que:

Pasados los 500 años de invasión y exclusión sistemática, no han podidos exterminarnos, pues somos pueblos de coraje y guerreros, liderados por nuestros ancestros, hemos de seguir luchando, revolucionando y defendiendo la vida y la paz en el planeta, rompiendo las estructuras y los procesos de exterminios con formas de organización masiva y diversa por nuestra continuidad.

 

¡La Palabra es Ley y debe cumplirse!

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias